Por qué deberías poner una tarima de madera para tu hogar

Cuando se decide cambiar el suelo de casa, es común elegir la opción de una tarima de madera. Este tipo de suelo se caracteriza por estar formado por tablas de madera ligeramente gruesas que se colocan encima de algún sistema de nivelación del piso, su grosor oscila entre los 18 y los 23 mm. Estas piezas encajan entre sí, formando de esta manera la tarima. A continuación, te contamos de qué trata y sus ventajas frente a otros suelos de madera.

Podemos encontrar distintos tipos de tablas de madera de este tipo, la primera diferencia notable es el tamaño. Tenemos desde las piezas más pequeñas que hacen 60 centímetros hasta las más grandes de 200 centímetros, esto es ideal porque seguro que encuentras la que mejor se adapte a tus necesidades. Otro aspecto considerable es el material del que están hechas las distintas tarimas de madera. Las maderas más comunes en nuestro país son de roble, castaño, eucalipto, haya y fresno. En diferencia al parquet, este tipo de suelo está compuesto por láminas más grandes e instaladas sin formar dibujos.

Uno de los beneficios que nos ofrece la tarima de madera es la fácil limpieza, ya que este tipo de suelo no acumula mucho polvo. Además, se trata de un punto a favor en la estética de tu hogar. Un buen suelo de madera favorece en cualquier casa y su amplia gama de colores y matices seguro que acierta en lo que estás buscando. Ten en cuenta que la madera es también un material agradable y cómodo, duradero y también sirve como aislante térmico natural.

Te ayudamos a escoger la mejor tarima de madera

El primer aspecto en el que debes fijarte a la hora de escoger una tarima de madera para tu hogar, es el material del que esté hecha; una madera de primera calidad marcará la diferencia. Ten en cuenta también que el suelo donde vayas a colocarla es importante y debe estar en unas condiciones óptimas para su colocación. No importa si deseas instalarla en una terraza, un jardín o el interior de tu vivienda, lo esencial es que sea un suelo estable, nivelado y sin humedades.

El segundo aspecto a tener en cuenta es el tipo de sistema de unión que ofrecen las tablas. El más usual es el sistema de click, este hace más sencilla y práctica la colocación de las piezas. Lo malo es que, en caso de tener que cambiar una sola pieza por deterioro, será necesario romper la junta.

Desde Parquets Egara, te recomendamos que cuentes con la ayuda de un profesional para que pueda asesorarte sobre la mejor tarima de madera para tu hogar y las características de tu suelo.

La tarima de madera, características y ventajas

Una de las opciones más elegantes a la hora de equipar el hogar con un tipo de suelo, son los siempre confortables suelos de madera laminada, que proporcionan un ambiente hogareño y distinguido a la decoración de la vivienda. Por ello, en cada vez más hogares se pueden observar suelos formados por una tarima de madera.

Se trata de un tipo de suelo de madera grueso, formado por laminas de una mayor dimensión en longitud que en amplitud, que puede colocarse encolada al pavimento o colocada sobre unos rieles, clavados o encolados al suelo y que permiten nivelarlo sin necesidad de grandes obras.

La instalación de este tipo de tarima es mucho más sencilla y rápida ya que las piezas se unen entre si mediante encolado o mediante un sistema de click and lock.Shortcode

Por otro lado, las tarimas encoladas directamente en el suelo tienen una mayor capacidad de amortiguamiento, así como un mayor aislamiento térmico, ofreciendo mayores beneficios en ese sentido para reducir el gasto energético del hogar.

La tarima de madera puede estar formada únicamente por madera maciza o por distintas capas en que se combinan diferentes tipos de madera, lo que permite adaptarlas a las necesidades del hogar en que se instalen, usando por ejemplo maderas más resistentes a la humedad en caso que sea necesario.

Las tarimas que no están encoladas al suelo, también nombradas tarimas flotantes, permiten, lógicamente, realizar reparaciones de manera mucho más sencilla que aquellas que se encolan directamente al suelo, ya que el pavimento no queda comprometido en su instalación.

Tarimas de interior

LA TARIMA DE MADERA PUEDE SER ENCOLADA AL SUELO O FLOTANTE

La tarima de madera permite además una gran personalización debido a la variedad de colores que ofrecen los distintos tipos de madera de que puede estar compuesta, como madera de roble, madera de nogal, madera de castaño, madera de pino o madera de haya, ofreciendo además así una gran variedad de opciones para adaptar el suelo a la decoración del hogar.

Aparte de la gran cantidad de beneficios que ofrecen las tarimas, se trata de un tipo de suelo que, pese a requerir unos cuidados o unos mantenimientos habituales para que no pierda su esplendor ni su su brillo, realizados habitualmente por operarios especializados y cualificados de las empresas del sector, gozan de una resistencia y durabilidad que les permiten tener una larga vida útil.

La tarima de madera es, por lo tanto y por méritos propios, una magnífica opción para los suelos de viviendas y domicilios, debido a las grandes virtudes y beneficios que aporta, así como la gran capacidad de personalización y adaptación que aporta a los clientes que confían en este tipo de suelo para sus hogares.